“No hay cultura para la prole”

Oculta de los curiosos y paparazzis por un gran bosque la casa de Arbaizenea provoca una gran curiosidad y expectación entre los habitantes de San Sebastián desde que saben que el hijo de la duquesa de Alba, Cayetano Martínez de Irujo alquila la mansión para bodas y eventos de alto standing. De hecho durante el mes de octubre de 2014 antes de la muerte de la Duquesa,la cantante de un grupo de rock español se casó con un empresario y la característica fachada de hiedra construida al estilo cottage británico fue junto a sus hermosos jardines el escenario elegido para el idílico enlace.
Los invitados pudieron disfrutar de la cena en el comedor principal donde los muestrarios de tapicerías de todo el mobiliario y la extensa colección de  muestrarios de visillos lucieron en todo su esplendor como lo hicieran durante el siglo XIX.
El conde de Salvatierra necesita hacer reformas y recuperarse económicamente tras perder los casi 300.000 euros que su madre le asignó por llevar los negocios de Alba y ese es el motivo que le ha llevado a ofrecer la mansión para celebrar cenas e incluso ceder un ala para que los novios o los invitados al enlace puedan descansar en sus lujosas habitaciones.
El precio por el que se alquila la mansión familiar varía mucho en función del número de invitados y los servicios que se contraten y aunque la organización corre a cargo de un catering que elige el propio duque, él mismo decidirá si las personas son aptas y tienen el nivel suficiente para alojarse en su mansión.

Sea como sea, hay que disponer de bastante cash para admirar los rincones espléndidos de la mansión y los muestrarios textiles tendrán sólo adinerados admiradores. Por el momento los habitantes de San Sebastián tendrán que imaginarse ese patrimonio que quizá algún dia pueda ser disfrutado por la “prole”.